MUSEO AVAF

” Un museo preserva objetos con historia para las generaciones venideras “

La AVAF tiene entre sus cometidos el de preservar cuantos elementos de patrimonio ferroviario pueda albergar en sus instalaciones.

Se trata de piezas o documentos, propios o cedidos, que, supervivientes por los motivos que sean, han superado limpiezas de almacenes, eliminación de archivos o estaciones, erradicación de la tracción a vapor de depósitos o reservas, etc. Y todos ellos ilustran en su conjunto, cuanto mejor y más completo sea posible, su abanico del muestrario, tanto con las profesiones que lo componían o componen, como con los útiles o señales que su modelo de gestión comportaba en cada momento de la historia.

Es así como, al tratarse de un mundo autosuficiente, y muchas veces cerrado y variopinto, como es el de la movilidad popular del tren o tranvía, el Museo AVAF refleja la evolución tecnológica que la específica actividad del viaje requiere.

No olvidemos que el transporte guiado se compone de rueda metálica con pestaña que rueda sobre carril metálico, y que su ámbito abarca no sólo su mecanismo, sino su propio canal por el que se desliza. Y ejemplariza, como pocos otros medios de desplazamiento, las simplificaciones a que nos han llevado, por ejemplo, la electrificación o la electrónica, que hacen convivir aspectos tan arcaicos como viejas instalaciones o andenes con trenes de alta velocidad de la más rabiosa actualidad. O, en cambio, como las complicaciones de la vida moderna, que simplifica vehículos, los cierra por seguridad y/o por acondicionamiento de aire, y nos hacen añorar aquellos viajes con balconcillos o ventanillas abiertas, plataformas a las que uno accedía sin puertas ni cancelas…. Una recopilación, en suma, de los vestigios del más inmediato entorno geográfico valenciano que nos transporta a nuestro pasado y nos hace reflexionar sobre nuestro futuro.