” Desde 1957 apasionados del  ferrocarril “

Foto principal: Una de las primeras exposiciones de la AVAF

Artistas falleros como los hermanos Fontelles ayudaron a la realización de las primeras maquetas. En la foto con Juan Manuel Gimenez Vila-belda.

A mediados de la década de los 50 del pasado siglo XX, se reunía un grupo de apasionados por el ferrocarril, que canalizaron sus inquietudes a imagen de un par de clubes ya existentes en Barcelona y Madrid.  Lo componían ciudadanos de clase media-alta valenciana atentos al coleccionismo, y ferroviarios de la Cuarta Zona de RENFE. La trastienda de la filatelia propiedad de Enrique Pertegás Senís, en la calle Don Juan de Austria, constituyó el primer punto de encuentro.

 Con el paso del tiempo, la finalidad de este foro cultural fue evolucionando hacia Especialidades más marcades, como el modelismo y el protagonismo del tren real, con aporte de la fotografía o el estudio ingenieril.

En el año 1957 fundaron la Asociación Valenciana de Amigos del Ferrocarril, con el local social en un bajo de la calle Avellanas, que cedió gratuitamente el socio y vicepresidente Juan Manuel Giménez.

Realizaron tres exposiciones con maquetas de trenes en los años 1957, 1958 y 1959, en las plazas de la Reina y del Caudillo (hoy del Ayuntamiento), en el antiguo “Hotel Cuatro Estaciones” (en la esquina del Ateneo Mercantil).

En los años 60 se cambió el nombre por el de Asociación Valenciana de Trenes Miniatura, y se alquiló un local en la calle Conquista. Era un segundo piso antiguo, con habitaciones grandes, donde se construyó, en escala H0, una maqueta de Märklin de 5 x 2 metros, con bloqueo por cantones. En otra habitación, se instaló la de corriente continua, de 4 x 3 metros, y la estación de Valencia Término en una habitación al lado, unidas por un túnel que atravesaba la pared.

Las primeras exposiciones de la AVAF, no sólo mostraban modelismo si nó también objetos y medallística.

Se realizaron múltiples actividades: en 1971 la organización del Congreso Nacional de la Federación y, en posteriores años, la restauración de la locomotora 602 de MZA, en Fuente de San Luis, la conservación de un compartimento de 1a clase de un coche Norte, y la recuperación de elementos ferroviarios. Se organizaron exposiciones de fotografía ferroviaria, viajes y cursos, entre otras actividades.

En 1980, dada la proyección de la asociación hacia el tren real y su conservación, se recuperó el nombre de Asociación Valenciana de Amigos del Ferrocarril.

 A principios de los 80, se empezó la construcción de una maqueta de 2 x 4 metros, en N, escala que había empezado a difundirse en los 70, y tenía cada vez más seguidores.

En 1982 se celebró otro Congreso Nacional, se conservó una locomotora Mikado y se asistió a exposiciones, como Expojove, durante varios años seguidos, entre otras actividades.

En 1989, la AVAF fundó el parque de 5″ de Ribarroja del Turia, que a los pocos años se independizó como otra asociación, y se salvó del desguace un “Fabiolo” por cesión al Ayuntamiento de Ribarroja.

En 1991 se organizó otro Congreso Nacional de la Federación, y al poco, se compró el local social. Más tarde, en el año 1997, debido al aumento del número de socios, que ya superaban los 60, se pensó cambiar de local, comprando un bajo en la calle Manolo Taberner. 

Continuaron esos años construyéndose las nuevas maquetas de H0 y N, acudiendo a exposiciones, y realizando viajes con vapor y actividades del mundo del ferrocarril.

En el 2003 se realizó otro Congreso y, en los años siguientes, numerosos viajes con vapor o material histórico, celebrando eventos y aniversarios de líneas, que ha sido una constante en la historia de AVAF.

Reportaje especial de la AVAF de la revista Tren Miniatura Marzo 1959.

Al principio de la década de 2010, se empezó a tomar contacto con grupos de maquetas modulares, con lo que se abrió un gran campo de la afición, participando en eventos modulares de N y de H0, con las normas del CIMH0. A partir de aquí, los eventos y exposiciones han sido múltiples, como en Expojove, colaboraciones con FGV, ayuntamientos, e incluso con El Corte Inglés.  A destacar la presentación en público de la locomotora 1900 de Mabar en la UPV de Valencia.

Se sigue apostando por salvar el patrimonio ferroviario con actuaciones como en la estación de Camporrobles, o la conservación de la Aguada de Chiva.

Somos un punto de reunión de amantes del ferrocarril, enseñando, compartiendo y promocionando el ferrocarril como transporte sostenible.

Después de más de 60 años, la AVAF está más joven que nunca, aumentando el número de socios (140), teniendo multitud de proyectos de cara a un futuro muy prometedor, que aúne y siga ilusionando a los aficionados al ferrocarril en todas sus facetas.

Rafa Fernández-Llebrez